Adelantar las líneas. Escribe: Eduardo Dargent

Minientrada Posted on Actualizado enn

Fuente: La República

En las últimas semanas una serie de grupos organizados ha lanzado una ofensiva contra lo que llaman “ideología de género”, en concreto la supuesta inclusión en el currículo escolar nacional de una serie de valores que consideran aberrantes. Según ellos, la educación peruana ha sido capturada por sectores que quieren “transformar” en homosexuales a sus hijos, borrar a la fuerza las diferencias naturales entre hombres y mujeres, promover el sexo entre menores de edad. Aunque no fue parte central del pedido de censura, estas razones estuvieron muy presentes en la caída de Jaime Saavedra.

Poco importa que se trate de mentiras o exageraciones, el objetivo es llegar a ese sector de la población que se asusta con estos temas. Escuchar las declaraciones de Martha Chávez explicando el “real” significado del currículo escolar hizo que me preocupara… por Martha Chávez.

Sus voceros son conocidos, vienen actuando en forma coordinada y bien financiada en una serie de temas desde hace años: píldora del día siguiente, aborto terapéutico, educación sexual. Pero hay diferencias. Hoy están más organizados, con mayor trabajo jurídico y han sofisticado su discurso, pues intentan desligar sus demandas de sus creencias religiosas para llegar a quienes no necesariamente comparten sus valores. Y tienen una mayor caja de resonancia en el Congreso de la República, donde parte del fujimorismo los acoge.

Para quienes siguen la política latinoamericana estos repertorios y estrategias de grupos conservadores, especialmente evangélicos, no son nuevos. Son calco y copia de los utilizados con bastante éxito por grupos similares en Brasil y Colombia. Trascienden el estilo más tradicional de la jerarquía conservadora católica para usar métodos antes asociados a grupos progresistas: plantones, marchas, uso de medios digitales.

Resulta paradójico que en años en que estos valores conservadores se han debilitado en la región y se han avanzado una serie de agendas progresistas, la actividad de estos grupos sea mayor. Es una contraola que recuerda que en muchos lugares algunos de estos valores conservadores siguen siendo mayoritarios y que lo que faltaba eran grupos capaces de politizarlos. En el Perú estos actores han sido exitosos en retrasar una serie de cambios ya producidos en otros países.

Veo dos formas de reaccionar. Por un lado, hay que seguir peleando en temas que, aunque minoritarios, vienen haciéndose cada vez más de sentido común entre la población. Estos cambios pueden operar muy rápido. La píldora del día siguiente o el aborto terapéutico, vedados hace unos años, no son más temas de minorías. Y espero que muy pronto la unión civil o incluso el matrimonio paritario tampoco lo sean.

Pero también considero urgente avanzar las líneas, hablar de igualdad entre hombres y mujeres para pelear las zonas grises que hoy estos grupos nos están ganando al hacer parecer la agenda progresista un tema de minorías. Hay que dirigirse a esos sectores sociales conservadores que pueden mirar con desconfianza algunos de los temas arriba señalados, pero que distan de la radicalidad de los activistas movilizados. Resaltar que se trata de grupos reaccionarios, que añoran una sociedad donde hombres y mujeres son diferenciados por sus supuestas posiciones “naturales”. Y esas diferencias siempre ponen en desventaja a la mujer.

Entonces, en vez de salir a explicar el currículo escolar a la defensiva habría que señalar que sí, que la palabra género está allí porque se habla de igualdad. Y que en una república hombres y mujeres no tienen roles asignados por naturaleza, ni distintas capacidades. Cuando escuche “con mis hijos no te metas” piense que se están metiendo con sus hijas, y evalúe si dejaría su futuro en manos de estos sujetos. ¿Usted recuerda a algunos de estos grupos participando activamente en la marcha “Ni una menos” o defendiendo la igualdad entre hombres y mujeres?

La sensación que existe hoy es que estos valores republicanos e igualitarios, ya extendidos entre la población, carecen de representación en la política. Se ha cedido la iniciativa a un grupo de fanáticos que sabe bien lo que quiere. Y que vienen por más.

Pd. Felices fiestas.

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s