Mentiras, malditas mentiras y noticias de Siria

Minientrada Posted on Actualizado enn

Fuente: Guerras Posmodernas
Remitido por Fran Saavedra

La desinformación es un arma de guerra y la inacción de los gobiernos de Occidente en los últimos años se debe a la desconfianza de una opinión pública bombardeada por la propaganda de gobiernos hostiles. Mucha gente que considera que analiza la realidad con una mente crítica y con mucho sentido común en realidad no hace otra cosa que reproducir narrativas creada en despachos de Moscú y Teherán. Llevo un par de semanas encontrándome en las redes sociales con gente que se hace eco de noticias cocinadas. Aquí un repaso.

capturaBana Alabed es una niña siria de siete años que vivía con su familia en la parte oriental de Alepo. La madre, profesora de inglés que cursó estudios de periodismo, tuvo la idea de abrir una cuenta de Twitter a nombre de la hija con el evidente propósito de llamar la atención sobre el sufrimiento de la población civil. El propio perfil de Twitter lo explica “Account managed by mom”. Algunos de los tuits de la cuenta de Bana Alabed vienen firmados por la madre: “-Fatemah”. Por ejemplo este del 17 de noviembre. No hay que ser un lumbreras del periodismo para haber  visto que era la madre la que llevaba la cuenta ni tampoco hay que darle muchas vueltas para dar por hecho que la cuenta de Twitter de una niña de siete años es cosa de los padres.

El asunto es que Bana Alabed se convirtió en el centro de atención de los medios de comunicación occidental, siendo entrevistada y generando titulares sobre la vida bajo las bombas de la población de Alepo. Algo que evidentemente no hizo la más mínima gracia a los fans de Bashar Al Assad, que sostenían que la población civil de Alepo esperaba ansiosa la liberación a manos de las fuerzas gubernamentales. Los comentarios sarcásticos sobre lo que afirmaban era una maniobra publicitaria de alguien que vivía lejos de Alepo dio paso a una cuenta parodia en español desde la que la intentaron tomarle el pelo a Mónica G. Prieto, periodista española que ha trabajado en Siria como reportera de guerra y es coautora de Siria, el país de las lágrimas rotas. Nick Waters se tomó la molestia de analizar el caso y comprobar cuánto de real había en la cuenta de Twitter de Bana Alabed. Cotejó las fotos publicadas en la cuenta con fotos satélite de Alepo y comprobó fuentes que demostraran que los habitantes del este de Alepo contaban hasta hace poco con electricidad y acceso a Internet. Su conclusión en “Finding Bana – Proving the Existence of a 7-Year-Old Girl in Eastern Aleppo” es que efectivamente Bana Alabed vivía allí y su madre tuiteaba desde allí, habiendo una clara diferencia entre los mensajes simples firmados por la hija y los más complejos firmados por la madre.

El asunto de las víctimas civiles no deja en buen lugar al régimen sirio y sus aliados, especialmente a la aviación rusa, así que es un  tema central de la propaganda a favor de Bashar Al Asad. Una de las últimas piezas de propaganda es un vídeo donde la periodista canadiense Eva Bartlett cuenta, a la vuelta de su viaje a Siria, cómo los medios de comunicación occidentales mientan sobre la guerra en ese país.  Se trata de una rueda de prensa dada en Naciones Unidas, lo que da más credibilidad al personaje. El vídeo ha sido compartido en varios canales de Youtube y subtitulado. Por ejemplo aquí está subtitulado en español con el título “Las mentiras de los medios sobre Siria”. Uno de los fragmentos más celebrados es su respuesta a un periodista noruego, en el que cuestiona la credibilidad de las fuentes que hablan de atrocidades cometidas por el régimen y en el que menciona como el caso de una niña llamada Aya cuyo caso habría sido “reciclado” varias veces. El caso fue revisado por Snopes.com, una página web veterana de Internet que nació recopilando leyendas urbanas y que hoy en día se dedica a la comprobación de la veracidad de noticias que circulan por la red. Resulta que es un nombre común en Siria y que efectivamente hubo hasta cuatro casos diferentes de niñas en lugares diferentes con ese nombre que salieron en los medios. Channel 4 de Reino Unido también revisó las acusaciones que han circulado como meme sobre víctimas recicladas, concluyendo que todo apunta a que eran víctimas diferentes.

Eva Karene Bartlett en SiriaLo interesante es ahondar un poco en el caso de la “periodista independiente y activista de derechos”, como Bartlett se presenta, hablando en Naciones Unidas. Su intervención tuvo lugar en una rueda de prensa dada por la representación del gobierno sirio en Naciones Unidas el 9 de diciembre, una circunstancia que en algunos vídeos ha desaparecido. Revisando las fotos de su cuenta de Facebook podemos encontrar varias, como la anterior, donde vemos que lleva en el pecho una especie de pin con las caras de Vladimir Putin y Hassan Nasrallah. Evidentemente, que se trate de una activista con una determinada agenda ideológica y no una “periodista independiente” no es una factor a tener en cuenta cuando evaluamos si lo que dice es cierto o no. Pero es importante señalar una vez más que cuando hoy en día alguien difunde un supuesto “punto de vista independiente” o “una versión alternativa” con el propósito de que descubramos esas verdades como puño que los medios de comunicación occidental nos ocultan, lo más seguro es que estemos ante otra fuente parcial con una agenda política antioccidental. Así, en este caso, pasamos de una “periodista independiente” que desmonta “las mentiras de los medios occidentales sobre Siria” a tener en realidad una activista antioccidental invitada por el gobierno sirio a hablar en una sala medio vacía de Naciones Unidas.

Bartlett intervino en una rueda de prensa de la representación del gobierno sirio en Naciones Unidas, la misma que durante los combates finales de Alepo anunció que habían sido capturados allí oficiales de países de la OTAN y países aliados. La noticia apareció en en Voltairenet: “The Security Council meets in secret after the arrest of NATO officers in Aleppo”. En Veterans Today: “Syrian Special Forces captured 14 US Coalition officers captured in Aleppo”. Y en Global Research: “At Least 14 US Coalition Military Officers Captured by Syrian Forces in East Aleppo Bunker”. Es interesante como tres medios diferentes reproducen a la vez el mismo bulo sirio. Sobra decir al servicio de quién están esos medios.

Por último quería terminar con otro caso curioso. Encontré el titular “La toma de Palmira fue orquestada por Estado Islámico y la CIA” en Geopolítico, un blog con un pretendido tono aséptico pero que no deja de tener una marcada agenda internacional. La entrada la firma “May Schwarzkopf”, que también tiene cuenta en Twitter. Schwarzkopf era el apellido del general, ya fallecido, que comandaba el Mando Central (CENTCOM) durante la Guerra del Golfo en 1991. En realidad, la crónica no es más que un corta y pega de Sputnik, la agencia de noticias rusa. En Geopolítico encontramos un enlace en tamaño pequeño al final del texto que pone “fuente: Sputnik”. Y es que la proliferación de medios on-line que se dedican a reproducir noticias de medios rusos, iraníes y venezolanos daría para un análisis exhaustivo.

Conclusión: La próxima vez que un contacto en Facebook o un cuñado en una comida familiar les insista en explicar lo que pasa en Siria con fuentes de información que “cuentan lo que los medios occidentales ocultan” tengan por seguro que les van vender la moto con bulos puestos en circulación desde Moscú o Teherán. Mientras tanto, sean escépticos y sopesen fuentes.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s