La necesidad de espacios públicos. Por Lenin Nazario

Minientrada Posted on Actualizado enn

1- Todo el día han estado comentando mucha gente sobre el hecho de que mucha gente haya “invadido” las piletas de la playa Chorrillos. Muchos especialmente algunos limeños “progres” han reaccionado aduciendo que se trata de los cholos, de la indiada que no sabe respetar los espacios públicos.

– Leía algunos textos, entre ellos me pareció muy acertada la opinión de Jimena Ledgard que nos puede ayudar a esclarecer un poco las cosas: “Que decenas de personas crucen una pista de alta velocidad para bañarse en una pileta no debería horrorizarnos, sino llevarnos a reflexionar sobre el espacio público que queremos para nuestra ciudad y sobre las deficiencias del que tenemos hoy en día. Lima ha destruido por completo sus playas: las que no privatizó, las dejó abandonadas a su suerte: llenas de desmonte, cada vez más empujadas al margen de una vía de varios carriles, sin tachos de basura y rehusándose verano tras verano a implementar políticas que eduquen a los ciudadanos en un uso más respetuoso del espacio público.

Justo ahí, cruzando la pista de esa piletas -y donde debería haber una playa- hay restaurantes, galerías y, un poco más allá, una antigua discoteca que lleva una década abandonada. Si la gente cruza la pista para bañarse en las piletas es porque no hay suficientes playas, porque no hay suficientes piscinas, porque, en la ausencia de espacios públicos, los inventamos. En lugar de quejarnos, escuchemos. Infinitamente mejor una pileta donde la gente chapotee que una fuente que solo se pueda apreciar desde la ventana de un auto. Y si queremos espacios públicos limpios, comencemos por crear más oportunidades para que la gente es encuentre en ellos, se reconozca como parte de un espacio compartido y desarrolle un sentido de pertenencia, respeto y responsabilidades no solo hacia su ciudad, sino hacia los ciudadanos con los que forma una comunidad. Construyamos ciudades para la gente, ciudades móviles, vivas, enloquecidamente divertidas. Ciudades con espacios públicos que se defiendan y políticas públicas que enseñen a la gente cómo cuidarlos. Ciudades que querramos limpias y seguras porque las sentimos nuestras y no como enemigas a las que les robamos un rato de sol. Porque, si solo podemos mirar el parque desde la vereda, ¿para qué vamos a despegar los ojos del celular?”

2- También han aparecido fotos de toda la suciedad producto de las fiestas de fin de año. Y bueno las reacciones han sido casi las mismas.

– En ambos casos -viendo las reacciones- se deja notar la colonialidad en el pensamiento de mucha gente. Es decir, el racismo, principalmente. A manera de chiste Carlos Leon Moya publica en su cuenta de facebook: Blanco en una pileta: ciudadano consciente tomando el espacio público./Cholo en una pileta: desadaptado.

– En el segundo caso, es risible la reacción de muchos que critican la suciedad de las fiestas en las playas de fin de año. Porque a decir verdad, hay que ser muy imbéciles para esperar que el resultado de una fiesta sea una playa limpia. El problema de fondo es el consumismo, las fiestas de fin de año como la navidad pierden todo sentido cuando esta se convierte en un negocio, en una oportunidad para el lucro.

– Lo que jode, es que esta misma gente que se indigna y que cholea a la gente por las playas sucias, no dice ni pío ante todas los desastres que causan, por ejemplo, las empresas mineras al medio ambiente, y las muertes y enfermedades que causan en las poblaciones cercanas a los asentamientos mineros.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s