Politizar. Por Eduardo Dargent

Minientrada Posted on Actualizado enn

Fuente: La República

Juan Sheput considera que la caída de popularidad del gobierno se explica porque hay ministros “que están encerrados en su labor de escritorio” y “no están cumpliendo un papel comunicador”. El presidente estaría haciendo “bien su labor”, ellos mucho menos. Esos ministros “más parecen consejeros presidenciales que políticos”. Les recuerda que “hacer política significa confrontar, criticar, polemizar y, sobre todo, poner la agenda”.

Estoy de acuerdo con Sheput en que hay un problema en la forma en que los ministros están actuando y comunicando para construir una base de apoyo en la población. Discrepo en que este sea solo un problema de ministros, creo que el Presidente también viene fallando en establecer y transmitir esta agenda e incluiría en el problema a la desordenada bancada oficialista. Pero el llamado de atención parece correcto y apunta a la necesidad de ministros más activos para sostener mejor al gobierno.

No es un problema solo de este gabinete, más bien hay un patrón desde la transición. Los gabinetes de los tres gobiernos previos también tuvieron serios problemas para establecer una agenda y comunicarla. Ver esta pérdida progresiva de popularidad como una mera cuestión de errores o virtudes es perder de vista condiciones más profundas que hacen difícil gobernar.

Entre ellas, la alta desconfianza de la población que lleva a que rápidamente los ciudadanos pierdan su entusiasmo inicial por los presidentes. Grupos políticos débiles, sin expertos ni operadores en el territorio, que conducen a los escándalos de advenedizos corruptos que conocemos bien o a que problemas a nivel local se salgan de control. Es fácil decir que hay que politizar y ser menos tecnocrático, ¿pero con qué políticos?

A ello hay que sumar un Estado débil al que le cuesta mucho mostrar cambios significativos en el corto plazo. Y medios de comunicación, especialmente la televisión abierta, que no dan tiempo ni al gobierno ni a la oposición para presentar y debatir sus propuestas. Suena a excusa cuando gobiernos que cometen serios errores hablan de meros “problemas de comunicación”, pero hay algo de cierto en su lamento: hay pocos canales efectivos para informar a la ciudadanía.

Pero dadas estas condiciones, que son con las que hay que jugar, pues resulta mucho más urgente tener una estrategia de acción política y comunicación para intentar enfrentarlas. Mi impresión, como señala Sheput, es que eso pasa por construir una agenda, ser consecuentes e insistentes.

Para mí esa agenda está más al centro de donde se viene gobernando, por supuesto sin pensar que un gobierno de alguien con los antecedentes de PPK puede ser progresista. Pasa por recuperar iniciativa en sectores que deberían estar en el centro de debates sociales y productivos y que hoy están en silencio. Por enfrentar en serio el tema de la corrupción. Y si se va a hacer de la desregulación su principal bandera, pues explicar y demostrar por qué es central para la vida de los ciudadanos.

Pero sea cual sea la posición política que se adopte, tiene que tener orden, consistencia y creatividad. Tener alineados al Presidente, el gabinete y la bancada de gobierno. Y evitar lo que es demoledor cuando los gobiernos van en caída: la percepción de banalidad y fatuidad, sea real o falsa. El rumor de un Presidente que vive en su club en vez de gobernando es el equivalente a las compras de Nadine o las fiestas de Toledo.

¿Tiene el gobierno herramientas para construir una narrativa política y transmitirla? Me parece que todavía hay espacio, requiere apuntalar a sus ministros más carismáticos y con mejor capacidad de comunicar. Deben percibirse como actores comprometidos hacia el futuro, con ambición de continuidad y de construir un proyecto de país, no como aves de paso por la política. Sin esos cambios, probablemente se mantenga la caída tal como les pasó a los anteriores gobiernos. Pero esta vez sin una bancada capaz de defenderlo y con un partido de oposición que sabrá capitalizar sus errores.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s