Las tesis documentales y los libros. Por APA

Minientrada Posted on Actualizado enn

Fuente: APA
Remitido por Jesús Barreto
(valoración: muy bueno)

Todas las tesis (documentales, de campo, experimentales, etc.) necesitan del apoyo de libros. Incluso otras modalidades de proyectos de grado, como los proyectos factibles, especiales o de creación y las pasantías, van a necesitar de un sustento bibliográfico sustancial. Aunque, hoy en día la información se presenta bajo diferentes formatos (escrito, audiovisual y digital) los libros son la primera fuente de información que se busca cuando se debe realizar una tesis.

¿Por qué sucede eso? Quizás, porque la industria editorial es una de las más antiguas que, además, ha sabido adaptarse a los cambios modernos. Asimismo, todo creador desea dar a conocer su trabajo. No pretendemos ahondar en temas empresariales, que muy lejos están de nuestros objetivos, pero lo que sí es cierto, es que existen un montón de carreras universitarias que tiene por objetivo principal el estudio de los libros, a partir de otros libros. Entre ellas las más conocidas son la literatura, la filosofía, crítica o historia del arte, teología, lógica, historia y, obviamente, bibliotecología.

Ya sea porque le fundamento de la carrera sea el estudio de libros, por ejemplo literatura, o porque los temas de la profesión han sido recopilados a través del tiempo en libros. En cualquier caso, las tesis documentales son estudios dedicados a las fuentes de información que se consideran testimonio de algo importante, patrimonial e invaluable. Y con este hacemos mención a todos los formatos en los cuales se ha creado originalmente el documento en cuestión, los más comunes son los libros.

fuentes de investigación documental

Nos centraremos en las tesis documentales que se hacen sobre libros y utilizan para el análisis otros textos también documentales. Sin embargo, las recomendaciones dadas también funcionan para otros tipos de documentos como el arte y la música.

Primero debemos aclarar que en estas tesis se hace una distinción de los tipos de fuentes:

  • Las fuentes primarias: son el fundamento del problema de investigación, de ellas se hablará, pues en pocas palabras son el tema del estudio. Por ejemplo, la obra del escritor Rómulo Gallegos, específicamente sus novelas Doña Bárbara y Canaima. Evidentemente las fuentes de primer rango serán los libros mencionados.
  • Las fuentes secundarias: son las que hablan de las primeras. En el caso anterior, las obras críticas sobre Gallegos, también se consideran en este grupo los textos teóricos, cuyos conceptos serán aplicados a los libros primarios.

Ahora, ¿Qué se debe leer primero? Eso va a depender del nivel de conocimiento que se tenga del tema de trabajo y si ha ya se ha leído, con anterioridad, las fuentes primarias. Si el tesista está familiarizado con la obra que va a investigar desde la perspectiva como platea llevar a cabo el análisis. Si este es el caso, puede decidir avanzar directamente con las fuentes secundarias para profundizar de inmediato.

Si por el contrario, es la primera vez que el investigador va a aproximarse al tema, lo más recomendable es que se proceda a leer unas fuentes secundarias de las más generales, para armar una primera visión panorámica del problema. Podríamos pensar que es ilógico que alguien decida trabajar sobre un asunto que desconoce por completo, pero recordemos que con gran frecuencia las tesis documentales son cualitativas. Por lo tanto, es muy normal que se realice la tesis a partir de una primera intuición que irá afinándose a medida que avance el estudio.

Igualmente, está la situación del conocimiento parcial del tema, por ejemplo, cuando se conoce al autor, pero no se tiene un saber previo de la teoría que desea aplicársele a su obra. En conclusión, en todas las circunstancias es mejor comenzar leyendo documentos generales que hagan más comprensibles las fuentes primarias. Claro está, cada estudiante le dará su propio ritmo a las lecturas, podrá alternar textos y volver dos o tres veces sobre el mismo por nueva información.

Las tesis documentales ofrecen mayor flexibilidad al proceso metodológico de la investigación, pero eso no debe confundirse con desorden. El tesista que no realice anotaciones de sus lecturas y catalogaciones de la información, terminar por perderse en una montaña de documentos.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s