El capitalismo hoy. Por Nelsón Manrique

Minientrada Posted on Actualizado enn

Fuente: La República


Foto: La República

Un debate sobre cualquier proyecto viable de desarrollo para nuestro país debiera partir de una comprensión básica de los cambios que viene experimentando la economía mundial, cuán avanzados están estos, y de qué manera nos afectan.

El capitalismo del siglo XX estuvo dominado por la producción industrial y la petrolera; a estas actividades estaban dedicadas las empresas más poderosas del planeta. Esto comenzó a cambiar a partir del último tercio del siglo pasado con la expansión de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación NTIC (computadoras, redes electrónicas) y de los nuevos servicios basados en estas (información, comunicación, entretenimiento, gobierno, negocios, educación, redes sociales, etc.).

La expansión cualitativa y cuantitativa de la economía virtual siguió a la de las comunicaciones en red. En 1997 publiqué un libro sobre el mundo virtual que estaba emergiendo (La sociedad virtual y otros ensayos, Lima, PUCP). Ya entonces era evidente que este era un proceso que corría a una velocidad que superaba la de cualquier otro evento anterior de la historia de la humanidad. En 1970 había cuatro nodos conectados en el mundo. Entre 1994 y 1996 Internet creció de 17 a 75 millones de usuarios, una cantidad pequeña, pero que permitía asegurar que estábamos frente a un crecimiento no aritmético, sino logarítmico. La siguiente década confirmó contundentemente esa impresión: el 2003 Internet superó la barrera de los mil millones de usuarios y al 31 de marzo de 2017 estos son 3,731’973,423: el 49.6 % de la población mundial y el 59.6% de la de América Latina y el Caribe (Internet World Stats). Si solo tomamos en cuenta la población mayor de 6 años esta proporción se eleva considerablemente.

La economía global ha seguido muy cercanamente a estos cambios. Evaluemos el peso relativo de los diferentes rubros de negocios en la estructura productiva mundial. Las empresas industriales y petroleras que dominaron la economía del siglo XX han sido desplazadas en el siglo XXI por las NTIC en un proceso notablemente acelerado. Según Bloomberg, a 2016, las 10 empresas más grandes del mundo, seleccionadas por su valor en bolsa, son todas norteamericanas. La crisis capitalista mundial del 2008 produjo una depuración que eliminó a las empresas indias, coreanas, españolas, mexicanas, que habían llegado a figurar entre las 100 más grandes, salvándose apenas unas pocas empresas chinas. La idea de una decadencia norteamericana terminal está equivocada.

Si se observa cuáles son los negocios dominantes en el mundo de hoy, las empresas del rubro de las NTIC ocupan los tres primeros puestos (Apple, Alphabet –Google-, Microsoft). El 4° lugar lo ocupa la financiera Berkshire Hathaway (Warren Buffet) que tiene inversiones diversificadas. En el 5° y el 6° puestos están Amazon y Facebook. Recién en el 7° lugar aparece una petrolera (Exxon Mobil). Le siguen una empresa de consumo en el 8° (Johnson & Johnson), una financiera en el 9° (JP Morgan Chase) y, por fin, una industrial en el 10º (General Electric). Cinco de las 10 empresas más importantes pertenecen pues al ramo de las NTIC. No hay ni una empresa automovilística en los primeros 20 puestos y las dos petroleras adicionales (Royal Dutch y Chevron) ocupan los puestos 17 y 19.

Son similares los resultados si se hace una evaluación por el valor de marca. Las 10 marcas más valiosas del mundo en orden de importancia, a junio del 2016 son: 1. Google, 2. Apple, 3. Microsoft, 4. AT&T, 5. Facebook, 6. Visa, 7. Amazon, 8. Verizon, 9.McDonalds y 10. IBM (Forbes Staff, 8 de junio de 2016). Las 10 empresas son norteamericanas y 8 pertenecen al rubro de las NTIC, una a finanzas (Visa) y otra a alimentos (McDonalds). No figura ninguna empresa industrial, ni petrolera.

En resumen, el desplazamiento del capitalismo industrial por una nueva economía que gira en torno a los servicios se ha completado. La riqueza es hoy dominantemente inmaterial, intangible. Por eso la crisis mundial del proletariado.

Por supuesto, estos cambios tienen un enorme impacto en cuestiones como la distribución del poder a nivel mundial, que pasa con los trabajadores, que vendrá a futuro, etc. Seguiré sobre el tema.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s