Un día como hoy, 15 de noviembre de 1917 murió Emile Durkheim sociólogo, filósofo positivista Francés, considerado uno de los fundadores de la sociología como disciplina académica y uno de los pocos clásicos de la sociología y de las ciencias humanas que no han cesado de ser citados y criticados copiosamente. Su espíritu polivalente se interesa por las innumerables facetas de la complejidad de los grupos, instituciones y sociedades que obran a lo largo de la historia. Sus teorías como la del funcionalismo estructuralista de corte holístico, la introducción del concepto del “hecho social” o, la metodología positivista revolucionaron para siempre el campo de los estudios sociales.

Era políticamente liberal pero políticamente adoptó una postura más conservadora.
sus obras mas representativas: “La división del trabajo social”, su tesis doctoral; “Las reglas del método sociológico”, en esta obra desarrolla cómo abordar los hechos sociales en forma sistemática y científica(la obra que me costó mucho en entenderlo); “El suicidio” , primera investigación sociológica basada en datos y análisis estadísticos; “La educación moral”, su propósito en esta era comunicar a los educadores el sistema moral que esperaba que transmitieran a los jóvenes, con el fin de detener la degeneración moral que percibía en la sociedad francesa; “Las formas elementales de la vida religiosa”, en esta analiza la sociología de la religión y su relación con la teoría del conocimiento por lo que el texto tiene un tinte fuertemente platónico; “Lecciones de Sociología “, en esta obra trata sobre la moral cívica , el derecho de propiedad y el derecho y la moral contractual; “Educación y sociología”, establece relaciones entre la pedagogía y la Sociología ; “La educación: su naturaleza, su función”, explica el concepto de educación a través de la función que cumple en la teoría de la reproducción social.
No cabe duda que sus obras seguirán despertando curiosidad y debate.