Fuente: Diario UNO

“Manano” Benza Pflücker, un luchador empecinado

“Manano” Benza Pflücker, un luchador empecinado

Foto: M Benza Pflücker. docente cesado. Diario UNO

Voy a votar por Manuel Benza Pflücker.- me dijo el taxista que me llevaba de regreso luego de la entrevistar, precisamente, al candidato quien postula al Congreso en la lista de Perú Libre, cuyo símbolo es el lápiz, con el número 2.

Aproveché de la coincidencia y le pregunté por qué lo haría. Su respuesta fue inmediata: – Porque se requieren parlamentarios honestos, capacitados, valientes y de izquierda. Estudió varias profesiones en el Perú y Alemania Trabajó en ello para Naciones Unidas. Ha sido un luchador social toda la vida-me dijo.

—¿Y cómo lo reconoció? —le pregunté.

—Estudié en la misma universidad que él- respondió el taxista y añadió: – Soy uno de los centenares de miles de peruanos con estudios superiores que Fujimori echó a la calle, y a quienes su Constitución negó todos los derechos. Yo, señor, he tenido que buscármelas. Por eso soy taxista.

Benza Pflucker, en efecto, es autor de “25 años de neoliberalismo en el Perú. Análisis de la Constitución de 1993”, un extraordinario libro que muestra, sistemáticamente, la perversidad que entraña la actual Constitución contra los intereses del Perú y de los trabajadores.

—La muerte civil. ¿Se va a derogar esos castigos inhumanos?

—MBP: A sus blindajes, la ultraderechista alianza aprofujimorista sumó la dación de normas jurídicas, de corte fascista, que, violando principios universales del derecho y normas constitucionales, añadieron penas a las personas que ya habían cumplido sus respectivas sentencias.

Prohibición de laborar en el Estado (lo que acarreó despidos laborales) o de trabajar como maestros y catedráticos configuraron lo que algunos tratadistas definen como “Victimización terciaria”, es decir, añadir penas a la sentencia ya aprobada, y en este caso, cumplida.

La cultura del “terruqueo” es enarbolada para justificar trato abominable no solamente a los que alguna vez fueron sentenciados por terrorismo y cumplieron sus sentencias, sino a todo aquel que es de izquierda y así lo manifiesta.

En el próximo Congreso vamos a demandar la derogatoria de las leyes que atentan contra el derecho y la propia Constitución del 93, además de abrir el debate sobre la necesidad de un Referéndum para una Asamblea Constituyente.

—¿Cómo puede hacerse permanente en la vida peruana la lucha contra la corrupción?

—MBP: Se deben encarar varios frentes. Se trata de combatir delincuencia y corrupción. Además de mejorar cuantitativa y cualitativamente a la Policía y a los servicios de serenazgo y de ampliar la cobertura de cámaras de seguridad, debe reforzarse el sector Educación.

Es pertinente recordar que la Constitución del 79 destinaba 20% del presupuesto a educación. Hoy se destina 3.9%. Educación y Cultura vs. delincuencia. El combate contra la corrupción demanda “golpear” al corruptor y al corrupto. El primero suele provenir del sector del gran capital privado y el segundo, del público.

Un reforzamiento sistemático de la cultura ciudadana debe contar, primeramente, con transmisión de valores de tolerancia en la adolescencia con el apoyo de medios de TV, radio y prensa, mediante spots y artículos financiados no solo por el Gobierno Central sino por Gobiernos Regionales y Locales.

—¿En esta elección existen las posibilidades de competir contra la fuerza del dinero?

—MBP: Es difícil competir con las fuerzas del dinero en estas elecciones.

Los grandes medios tienden a invitar a los que sintonizan con los intereses del gran capital.

Pero el trabajo sacrificado de los militantes de izquierda sustituye en gran medida la falta de acceso a las radios más potentes y a la TV.

La ética es lo que menos cuenta para los partidos de la derecha y para algunos periodistas que, abierta o solapadamente, invitan o dejan de invitar a sus programas, atacan sin fundamento a quienes no compartimos el llamado “modelo” actual, que es el neoliberalismo.

 

Acceda a la fuente original aquí