Fuente:  RPP

Frank-Walter Steinmeier señaló que Alemania está en la obligación de ser solidaria con toda Europa.

Fotografía referencial
“Y por favor, que Europa nos lo demuestre también”, dijo el presidente alemán. Fuente: AFP or licensors | Fotógrafo: OZAN KOSE

 

El presidente alemán Frank-Walter Steinmeier aseguró este sábado que la pandemia de COVID-19 “no es una guerra” sino un “test de nuestra humanidad”.

“No, esta pandemia no es una guerra. Las naciones no se enfrentan unas a otras, ni los soldados a otros soldados. Es un test de nuestra humanidad”, dijo el presidente alemán en una alocución televisada.

Esta crisis “saca lo mejor y lo peor de las personas. Mostremos a los demás lo mejor de nosotros mismos”, dijo a sus conciudadanos. “Y por favor, que Europa nos lo demuestre también”, agregó, ya que Alemania no podrá “salir de la crisis fuerte y sana” si los vecinos “no están también fuertes y sanos”.

El presidente alemán abogó por que la solidaridad se ponga en marcha para encontrar una vacuna: “velemos por que en el marco de una alianza mundial, los países más pobres, que son los más vulnerables, tengan también acceso” a dicha vacuna.

Steinmeier también rindió un homenaje a los “pilares invisibles” de la sociedad alemana, en particular, las cajeras, los conductores de bus y de camiones, los panaderos, los agricultores y los recolectores de basura.

“El peligro todavía no ha pasado. Pero ya podemos decir que hoy cada uno de ustedes ha cambiado radicalmente de vida, cada uno de ustedes ha salvado vidas y salva cada vez más cada día”, recordó.

 

Acceda a la fuente original aquí