Fuente: La República

Humberto Campodónico
Humberto Campodónico

“El efecto que sí fue catastrófico estuvo en la economía, con una caída de la producción de 16% en marzo y 40% en abril, y la pérdida de 2.32 millones de empleos en Lima Metropolitana entre marzo y mayo, casi la mitad del total”.

Según el informe de junio de la OCDE, en el 2020 el PBI de EspañaFranciaItalia y el Reino Unido caerá más de 11%. La reducción es algo menor en otros países pero todos caen, incluida China: 2.8%. Ojo: puede haber rebrotes y nuevas cuarentenas.

Las cuarentenas se han aplicado en casi todo el mundo, con diversos grados de severidad. En el Perú fue grande, pues solo se permitieron las actividades esenciales. No fue así en Chile, donde se aplicó por barrios y en algunas regiones, permitiendo la continuidad de algunas actividades productivas.

Cien días después se ven los resultados. Los países con mejores sistemas de salud y menor informalidad, como Europa y EEUU, las están levantando. Pero las pérdidas de empleo han sido enormes y la recuperación será lenta, si no hay rebrotes. Ojo: tienen seguro de desempleo, que permite recuperar el 80% del salario perdido.

En Chile ha renunciado el ministro de Salud y el estado de catástrofe se ha prorrogado 90 días: habría más de 200 muertos al día en julio y lo peor estaría por venir. Jeanette Vega, de la OMS y exsecretaria de Salud, dice: “El primer error fue esta idea tan temprana de que esto se podía controlar con “cuarentenas dinámicas”, sin ninguna evidencia en el mundo de que esto efectivamente pudiera funcionar y en la práctica no funcionó” (1).

En Colombia −también cuarentena parcial− el DANE reporta que, a mayo, se han perdido 4.2 millones de los 10.8 millones de empleos urbanos. Se acaba de decretar “alerta naranja” en los hospitales porque se llegó al límite de camas UCI disponibles.

En Chile, el gobierno y Congreso acaban de aprobar un plan que incluye el Ingreso Fiscal de Emergencia, un bono por 3 meses más para hogares sin ingresos formales así como hogares en pobreza. El IFE ha aumentado a 400,000 pesos mensuales (US$ 500) para una familia de 4 personas. En Colombia, el presidente Duque ha dado un bono para abril, mayo y junio a 3 millones de familias que no eran parte de ningún programa social por el Covid-19 (Familias en Acción, Jóvenes en Acción y Colombia Mayor).}

Un estudio reciente de CEPAL (2) demuestra el efecto multiplicador del bono en épocas “normales”. Y además es reactivador en recesión porque el gasto es inmediato. Otorga poder adquisitivo a las personas que el Estado ha confinado e impedido salir a trabajar: equivale al seguro de desempleo. La no entrega del bono es un factor explicativo central del incumplimiento de la cuarentena.

Por eso, es increíble que aún no se haya entregado la totalidad del bono de 760 soles a las 6.8 millones de personas para el primer mes. Y es aún más lamentable que el MEF y el gobierno se nieguen a otorgar montos similares para abril, mayo y junio. Ese bono sustituiría en buena medida los salarios de los despedidos, que, a mayo, son 2.3 millones, solo en Lima. Exigirlo es imperativo ya que existen amplios ahorros fiscales y nuevos préstamos: el país tiene ahorros (que no se invirtieron en su momento) para revertir los déficits y encaminarse a la consolidación fiscal en el mediano plazo.

Ahora que el gobierno gira hacia la apertura económica “gradual” (dando S/ 60,000 millones a las empresas) se aprecia que la cuarentena ha contenido el virus, aunque no lo ha vencido. Igual ha sido en países que aplicaron otros enfoques, como vimos. No ha fracasado. Estaríamos ahora con muchos más contagiados y fallecidos.

El gobierno tiene muchos errores de gestión. Pero la informalidad del 70% y el virtual abandono del sistema de salud, producto de las políticas económicas, tienen una alta cuota de responsabilidad, lo que debe ser modificado con un nuevo contrato social. En lo inmediato, lo central es impedir que una apertura indiscriminada dé lugar a un agravamiento del Covid-19, más fallecidos y la necesidad de nuevas cuarentenas. Por eso, para conservar la vida y reactivar, el bono universal sigue siendo necesario. Como lo demuestra el cierre de escuelas en Beijing ayer, el virus todavía tiene para rato.

grupo larepublica

.

1 Ver: https://bit.Ly/2ahaz7x

2 Ver: https://repositorio.Cepal.Org/bitstream/handle/11362/44995/4/ s1900962_es.Pdf