Tomado de: Manuel Benza Pflücker

Análisis sociológico del fascismo, eso es lo que se impone. Por Manuel Benza Pflücker

La imagen puede contener: 1 persona, interior
Miembro del grupo ultra Qanon durante el asalto al capitolio.

Análisis sociológico del fascismo es lo que se impone a partir del fenómeno de Trump y sus seguidores (que son millones). No un análisis psicológico-clínico. Para los ciudadanos de EEUU y de sus admiradores de derecha en el en el Perú, ya está siendo muy fácil “aislar” el problema. Muy simple, “Trump y unos cuantos locos se aprovecharon de la Democracia y engañaron”.

Pues ese “razonamiento” tiende a exculpar la responsabilidad de millones de personas. Eso se parece a la exculpación masiva que se hizo del nazismo en Alemania luego de la segunda guerra mundial. Tomando como base el trabajo, ya antiguo,de Wilhelm Reich (“Psicología de masas del fascismo”) y los posteriores afinamientos que Emilio Gentile (“El fascismo y la vía italiana al totalitarismo”), así como de Theodor Adorno (“La personalidad autoritaria”) aportaron; tenemos claro que el “asunto Trump y seguidores” no es , en primer lugar, un tema psicológico, sino sociológico.

Gentile escribe, refiriéndose al fascismo como ideología, del “uso racional de lo irracional” así como de la “fusión mística de la propia individualidad con la unidad de la Nación y la raza”. La personalidad autoritaria no está en Trump, está en millones de personas que admiran el autoritarismo, la simpleza, el maniqueísmo (“el que no es bueno,es malo”), la violencia “por razones superiores”, la creencia en la superioridad intelectual de la raza blanca, la disciplina para aplicársela a los adversarios, la “naturalización” del poder en manos de los más poderosos (económica o socialmente, siendo esto último asignado a discreción).

Ni Trump está loco ni sus millones de seguidores ,en la actual coyuntura, lo están. Tendriamos que caracterizar como “locos” a Fujimori y sus seguidores, Pinochet y sus seguidores, Videla y sus seguidores, Uribe y sus seguidores, Banzer y sus seguidores, Stroessner y sus seguidores, y tantos otros fascistas latinoamericanos. Algunos de poca monta, pero están en la TV limeña, como Butters, Tudela,y siguen firmas.

Acceda a la fuente original aquí