“Hay muchos motivos para ser precavidos y no confiar tanto en los algoritmos como árbitros finales de las decisiones, ya que, en el mejor de los casos, solo proporcionan perspectivas útiles. Cualquier reclamo de justicia de los algoritmos debe calificarse por el hecho de que el proceso de toma de decisiones algorítmica tiene dos elementos clave: i) programadores humanos que toman decisiones críticas para enmarcar el problema y la validez del resultado, y ii) datos que pueden representar sesgos históricos, tergiversar grupos o no representarlos en absoluto.” (UNESCO)

El aporte de la inteligencia artificial … a las sociedades del conocimiento / Derecho a la Igualdad (UNESCO) — HPL Adults