Tomado de: Columna Sociológica

¿QUIÉN MANDA EN EL PERÚ? Wilian Barbaran Ludeña

Puede ser una imagen de 5 personas y personas de pie
BBC News Mundo 82021). Pedro Castillo: sus 4 mayores desafíos como presidente de Perú. (Figura). Recuperado de https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-57910972

Desde que un campesino (pudo haber sido Túpac Amaru o Manco Inca) ganó democráticamente las elecciones presidenciales (la ONPE y el JNE lo nominaron y proclamaron, respectivamente como Presidente Constitucional del Perú) las élites del poder han intentado amasar estrategias para no perder sus privilegios aristocráticos. Fue un duro golpe para esta oligarquía que en plena república (igualdad ante la ley) creían que el espíritu señorial o nobiliario (herencia colonial) continuaba operando en nuestra sociedad. Se equivocaron, pues la república había germinado un ciudadano con prerrogativas jurídicas (derechos y deberes) o se tenía ciudadanos que le daban forma al Estado republicano por las incesantes luchas colectivas.

En un sistema presidencialista, el presidente es el jefe de gobierno y del Estado (en nuestra carta magna señala que el presidente personifica la nación), por lo tanto, Pedro Castillo es el único actor político de designar o remover al núcleo ministerial para materializar su programa de gobierno, a su vez, solo el jefe del gabinete sugiere la recomposición de algunos miembros del Consejo Ministerial, en otros términos, el jefe de Estado (propone y decide) y el Presidente del Consejo de Ministros (solo propone) tienen facultades del nombramiento y remoción del cuerpo ministerial (Art. 122 de la Constitución Política del Perú).

Si el Estado de derecho nos caracteriza como una sociedad democrática, soberana e independiente, entonces, ¿Por qué la intromisión de otros órganos públicos si nuestra estructura del Estado se rige por la separación e independencia de poderes? Los intereses individuales u oligárquicos definieron al Estado en función a su clase o estrato social donde pertenecen, mas no una concepción geopolítico – universal. Por esa razón, Walter Gutiérrez (defensor del Pueblo) solicitó al presidente que evalúe la designación del gabinete para unir al país; Hernando de Soto expresó que el gabinete de Castillo es improvisado, una sarta de terrucos y de influencia boliviana; la bancada de Renovación Popular – liderado por Jorge Montoya – exigieron la renuncia de 5 ministros por vinculación con Sendero Luminoso, caso contrario, se les negará la confianza e interpelará individualmente; La Unión de gremios del Perú (Asociación de Exportadores y la Sociedad Nacional de Industrias) enmendaron al gobierno que los integrantes del gabinete deben asegurar la gobernabilidad, ser coherentes con su discurso y evitar la incertidumbre y la desconfianza del empresariado; el Grupo Especial de Inteligencia (GEIN) de la Policía Nacional del Perú opinó su rechazo a la juramentación de Guido Bellido como premier por simpatizar con organizaciones terroristas.

Este conglomerado de personalidades, grupos e instituciones dominantes, absorbieron a los medios para formular una opinión pública contra el régimen perulibrista. Justamente, la ciudadanía ha quedado moldeado por la racionalidad de los grupos de poder ¿por qué? Según la encuestadora Datum Internacional un 51% de la ciudadanía pide al Congreso no otorgar el voto de confianza al gabinete de Guido Bellido, un 48 % de la población sostiene que Vladimir Cerrón es lo que manda y comanda el país, el 57 % de la población los ministros de Estado no son capaces de conducir los diversos sectores de gobierno, un 62 % se aferra que tenemos una gestión poco transparente; el 55 % sostiene que el Jefe de Estado afirma que el ideario partidario se superpone sobre los intereses nacionales.

Aquí, la sociedad política limeña (medios, empresas, políticos y encuestadoras) intentan revertir la voluntad popular (principio de mayoría) por una voluntad censitaria (principio de minoría), es decir, pugnan por mandar porque creen que El Estado es su propiedad (ciudadanos nacidos para gobernar) y no de la mayoría social (ciudadanos archivados a la obediencia), empero, quien manda en el Perú es el partido de gobierno donde el presidente y su organización política compitieron libremente en las elecciones generales.

Autor: Wilian Barbaran Ludeña.