Fuente: TV-Perú

Héctor Béjar: “El Perú necesita un psicoanálisis, examinarse a profundidad, porque tenemos aquí una sociedad muy hipócrita”

En diálogo con TVPerú, el excanciller se explaya sobre diversos temas y le desea al presidente Castillo lo mejor para enfrentar la situación política complicada que deberá enfrentar.https://www.youtube.com/embed/cMGCPx6DBLY22:58 h – Mié, 18 Ago 2021

“Seguiré apoyando a este Gobierno, sin necesidad de estar dentro, porque este es un Gobierno en construcción al que debemos ayudar y apoyar para que sea un Gobierno estable con una agenda de Derechos Humanos integrales”, señaló el excanciller Héctor Béjar.

“Deseo además que el presidente Pedro Castillo consiga enfrentar la situación, porque se ha encontrado en un sistema político complicado, por lo que hay que ayudarlo, porque ayudarlo es ayudar al país y a la democracia”, expresó el profesor Béjar en diálogo con Cara A Cara.  

[Lee también: Excanciller Béjar: “Señores marinos, yo no soy enemigo de ustedes, por favor”]

La oportunidad sirvió para conocer un poco más al renunciante extitular de Relaciones Exteriores, quien al definirse como un hombre de izquierda, señaló que era muy crítico de la izquierda.
Es más, señaló que algunas veces se reconoce misógino, machista y racista, porque a veces se sorprende con ese tipo de pensamientos.

Al hablar del Perú, Béjar dijo que el país necesita un psicoanálisis, examinarse a profundidad, porque tenemos aquí una sociedad muy hipócrita, que vive con un lenguaje falso. En el Perú se han cometido crímenes horribles, indescriptibles y esos crímenes también los cometió Sendero Luminoso, que por cierto no fueron los únicos, subrayó.

“El terrorismo excede a SL y lo terrible del terrorismo es que el terrorismo oculta a la gente que quiere ajustar cuentas”, explicó. “Sendero le declaró la guerra a la democracia, por supuesto, quien va a negar eso; Sendero le declara la guerra al Perú”, puntualizó.

Perú tuvo un espejo falso donde se miraba y sólo veía una sociedad de clase media, alta y blanca, cuando el Perú es costeña, andina y amazónica, con todas sus sangres, y esa es su mayor riqueza, manifestó Béjar, agregando que esa es su mayor riqueza, mucho más que las minas. Somos una sociedad intercultural, remarcó.

Al comentar cómo llegó a formar parte del Gobierno, Béjar refirió que no conocía a nadie, salvo a dos personas, Pedro Francke y Anahí Durand y que se sorprendió cuando recibió el llamado del presidente Castillo a quien no le pudo decir que no, porque quería y quiere apoyar este proceso que le parece muy importante en la historia del país.

Además quería apoyar a tener una agenda global con los Derecchos Humanos integrales, desde los civiles y políticos, pasando por los económicos, sociales y culturales, hasta los sexuales, reproductivos y ambientales.

Dijo que tenemos una agenda económica absolutamente liberal y eso significa la abolición de los monopolios y la aplicación de la Constitución del 93. Lo que existe en el Perú no es una economía social de mercado, en el Perú no hay ni mercados, ni hay nada social, lo que hay es una economía monopólica, por lo que hay que introducir una agenda realmente integral, sostuvo.

Consultado sobre el voto de confianza, Béjar lamentó que exista cierta minoría furiosa y rabiosa en el Congreso que quiere vacar al presidente y que primero empezará por los ministros alfiles para llegar a la reina.

Desafortunadamente es es el juego irresponsable que se está jugando en este momento, aseveró, cuando se debería estar hablando de temas tan importantes como la lucha contra la pandemia y cómo ayudamos a la gente que pasa hambre y frío en los cerros con este invierno de lluvias constantes.

Béjar habló también de otros temas, de cómo se celebraba el cumpleaños de Haya de la Torre en los primeros años del partido aprista, de quiénes comenzaron a poner bombas en las calles de Lima, del papel de algunos marinos inteligentes que ayudaron a construir las 200 millas del mar territorial de Grau, entre otros temas.

Y sobre el comunicado de rechazo que expresó la Marina de Guerra a sus palabras, Béjar dijo que las instituciones son las instituciones y las Fuerzas Armadas no son deliberantes. Ellos tienen que obedecer el poder establecido, es lo constitucional y que el comunicado no debió darse, porque es algo que sobrepasa las funciones y las atribuciones que tiene una organización armada, concluyó.

Acceda a la fuente original aquí